DE CHIMENEAS POR MADRID

Jul - 31
2019

DE CHIMENEAS POR MADRID

Hoy le proponemos una ruta realmente original para disfrutar de Madrid: Disfrutar de las maravillosas chimeneas, repletas de historia, que le ofrece la capital.

Son muchas, muy bonitas y todas ellas repletas de leyenda o historia. Son las chimeneas que hay en Madrid y vamos a mostrarle alguna de ellas.

Comenzaremos con la CASA DE LAS SIETE CHIMENEAS de la que hablamos recientemente. Se encuentra en la calle Infantas, 31, junto a la plaza del Rey, en el barrio de Chueca.

Continuamos por la preciosa chimenea que nos encontramos en el ANTIGUO MINISTERIO DE FOMENTO, situada en la cuesta de Claudio Moyano 2 (enfrente de las casetas de los libreros). Esta majestuosa y espectacular chimenea, fue construida para la salida de humos de la calefacción. Es obra del gran arquitecto Ricardo Velázquez Bosco que la diseñó y realizó en ladrillo con gran diversidad de bellos elementos decorativos.

 

Continuamos la visita con la chimenea situada en el paso peatonal “PUERTA DEL SUR” en el precioso parque de Tierno Galván, en la calle Santa Catalina, en el parque situado detrás de la Estación de Delicias.

Esta chimenea de Madrid es un caso diferente. Se trata de una pasarela escultural, donde la chimenea simboliza el pasado industrial de la zona. Este puente salva las vías del ferrocarril y conecta el parque de Delicias con el Planetario y el parque Enrique Tierno Galván.

Se trata de una obra de José Luis Mora Gutiérrez, del año 1991, y el diseño y la disposición de su estructura, junto con el contraste de los materiales empleados, crean diferentes perspectivas de gran fuerza expresiva, en las que la chimenea es la principal protagonista.

   

 

 

 

 

 

Continuamos con la ruta y encontramos la CHIMENEA EN EL ANTIGUO MATADERO DE MADRID, situada en el Paseo de la Chopera 2. Todo el conjunto de Luis Bellido es una joya del patrimonio industrial, y de la arquitectura del ladrillo madrileño. El Matadero es una obra de 1907 y hoy, de manera más que acertada, se ha transformado en centro cultural. Cuenta con una chimenea de singular presencia.

Se encuentra en la esquina entre el Paseo de la Chopera y la Plaza de Legazpi, justo en el pabellón ahora denominado “Cantina”, dentro del cual puede verse el horno con el que se correspondía esta chimenea.

La terminación y los detalles de la chimenea del Matadero son, como todo el conjunto, de un neomudéjar contenido y elegante, ejemplo y referencia para el resto de arquitectura industrial española.

 

Continuamos nuestra ruta y nos encontramos con la CHIMENEA DE LA ANTIGUA FÁBRICA DE LADRILLOS, situada en la Avenida Canillejas a Vicálvaro número 6. En un solar medio abandonado, junto a modernos chalets y cada vez más cerca de los nuevos edificios de cristal, se alza esta antigua chimenea. Se encuentra frente a la finca de Torre Arias.

Su estructura de ladrillo, se corona con una boca elaborada en anillos de ladrillos entrelazados, de recuerdos neo-mudéjares. La fábrica fue demolida en los años ochenta, pero no hemos conseguido datar la fecha de construcción ni el nombre de la fábrica.

 

CHIMENEA DE LA ANTIGUA FÁBRICA DE VIDRIOS ARTIGAS, situada en Juan de Urbieta 13 y 15, casi esquina con la calle Valderribas. A primera vista parecería una especie de jaula, dentro de la cual se encuentra (en el interior de un patio vecinal) otra histórica chimenea de Madrid. Acercarse a ella conforma que tal medida fue un acierto: se trata de un innegable mirador para mostrarla, encajonada entre dos bloques de viviendas.

La chimenea es lo único que persiste de la fábrica, demolida en los años noventa. Construida en el año 1915, un pequeño cartel en su base recuerda su pasado: «A la memoria del Excmo. Sr. Don José Antonio De Articas Sanz, fundador de Opidación Industrial S.A. a la que perteneció esta chimenea».

 

Base y cúspide son las partes más trabajadas, incluyendo formas a modo de escudos junto a la boca de la chimenea.

 

Ubicada en un barrio que antaño fue unos de los lugares más importante de la capital (industrialmente hablando) nos encontramos con la CHIMENEA ‘LA PIQUETA’, en San Cristobal de los Ángeles (en el paseo de María Droc 11. Hoy en día, en lo alto viven unas maravillosas cigüeñas que pasan primavera y verano coronando su cima.

Esta chimenea de ladrillo rojo y forma circular, de altura considerable, y con un remate característico donde cada constructor ponía su sello. Así sabemos que antiguamente hubo una industria, la fábrica de ladrillos Norah, ocupando casi todo lo que es el barrio actualmente, aunque resulta difícil precisarlo.

Desde su interior, cuentan los vecinos más ancianos, existía un pasadizo hueco que llegaba al horno donde se cocían los ladrillos, a buen seguro empleado por los deshollinadores para facilitar su tarea. El horno estaba situado en el parque, y aún queda una pequeña muestra en una rotonda.

Se construyó en 1907, ya que el terreno era favorable para extraer la materia prima pues es suelo arcilloso, y así: ladrillo métrico, ladrillo de hueco doble y sencillo, y rasillas. La fábrica de ladrillos Norah cerró sus puertas, a principios de los años cincuenta.

 

Es hora de tomar algo… Visitamos la CHIMENEA DE LA ANTIGUA FÁBRICA DE CERVEZAS EL ÁGUILA situada en la calle Ramírez de Prado 3. Se trata de otro ejemplo supremo de construcción industrial en ladrillo es la Fábrica de Cervezas El Águila, obra de 1912 de Eugenio Jiménez Corera. Los detalles neomudéjares de esta chimenea de Madrid, con remate en sombrerete, son igualmente uno de los mejores de la ciudad.

La fábrica de cervezas fue cerrada y trasladada en los años ochenta del siglo XX, pasando posteriormente a su actual uso como archivo y biblioteca de la Comunidad de Madrid.

 

Pasamos a nuestro clásico madrileño… La CHIMENEA DE LA ANTIGUA FÁBRICA DE CERVEZAS MAHOU (HOY MUSEO ABC), situada en la calle Amaniel, 29-31. La antigua fábrica del Mahou, hoy actual museo ABC, fue obra de Francisco Andrés Octavio, en 1892. Esta delicada chimenea de Madrid nos recuerda a las torres de las iglesias mudéjares.

Dejando volar la imaginación por un momento parece que, a lo lejos, vemos una torre de Teruel o Zaragoza, con pequeños arcos de medio punto con ladrillos dovela en plano.

En los años sesenta del siglo pasado la fábrica se traslada al Paseo Imperial, quedando temporalmente abandonada la de la calle Amaniel, hasta su reconversión primero en archivo, y después en museo.

¿Qué le parece si después de esta maravillosa ruta nos quedamos saboreando una Mahou bien fresquita?

¡¡¡HASTA PRONTO EN SU DESHOLLINADOR!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *