HYGGE, la felicidad en las pequeñas cosas

Dic - 22
2020

HYGGE, la felicidad en las pequeñas cosas

Una vez más, damos por inaugurada la Navidad celebrando el día de la salud porque la lotería no ha llamado a nuestra puerta… ¿O a la suya sí?

Lo llaman hygge (pronunciado “juga”) y es un concepto 100% danés. Se dice que éste hace a los hogares más cálidos y a la gente más feliz. El término surgió de una palabra noruega que significa «bienestar» y apareció por primera vez escrita en danés en el siglo 19 y desde entonces ha evolucionado a la idea cultural que se conoce hoy en día en Dinamarca. Consiste en una particular forma de entender y de disfrutar de la vida basada en los planes sencillos, confortables y relajados en soledad o buena compañía. Se traduce como «lo acogedor», «lo amable», «lo cálido», «lo familiar», para los daneses no requiere explicación: es el sentimiento de paz que proporciona tomar un café leyendo un libro o una charla agradable frente a una chimenea. Pero tal como dicen los que saben, hygge es mucho más que eso: es una actitud total ante la vida y es lo que ha ayudado a Dinamarca a superar a Suiza e Islandia como el país más feliz del mundo. De los países nórdicos es propio un sistema socioeconómico, el llamado estado del bienestar, que cubre las necesidades básicas de todos sus ciudadanos. ¿Alguna vez se ha preguntado por qué confluyen felicidad, belleza y bienestar en este rincón del mundo? “Los países escandinavos han desarrollado unas sociedades orientadas al bienestar de las personas, a las que consideran su más valioso activo; su diseño refleja este hecho”.

El hygge nos remite precisamente a eso: a colocar a las personas y su bienestar en la máxima prioridad y, aunque es más una filosofía de vida que unas pautas decorativas, es en el hogar donde el hygge se vive más intensamente. Básicamente, consiste en rodearse de las cosas y las personas que nos hacen felices.

Tiene que encontrar su sitio más hyggekrog. Puede ser el sofá con unos confortables cojines y una mantita, su butaca favorita con un reposapiés o incluso ese rinconcito junto a la ventana en la cocina o el salón.

Es un frío domingo cualquiera de invierno. El cielo está plomizo y la lluvia empaña las ventanas de su casa iluminada con velas pero, desde el sofá, no puede más que preocuparse por saber cómo acabará la intrigante película que llevan toda la tarde viendo. Mientras apura el último sorbo de su taza de chocolate caliente y se quita los gruesos calcetines de lana que lleva puestos, piensa que no hay nada más cercano a la felicidad. No es consciente de ello, pero ese momentazo que está viviendo es un hygge en toda regla.

Resulta un tanto curioso que hayan tenido que venir nuestros amigos del norte a ponerle nombre al plan de peli, mantita y sofá de toda la vida, al casi impuesto #YoMeQuedoEnCasa o al #HoyNoSalgo de los que pasamos la treintena.

La mayoría de los consejos hygge se centran en el hogar, núcleo de la vida social danesa, aunque el hygge también puede practicarse al aire libre o incluso en el trabajo. Tampoco se limita sólo a la época invernal, puede regir su vida todos los días del año. Las ideas se centran, sobre todo, en la iluminación y la pasión nórdica por las velas, las chimeneas, las cosas hechas de madera, las mantas, cojines y jerseys gordos y en tener un hyggekrog (un rinconcito donde acurrucarse con un libro y una porción de tarta). En disfrutar del aquí y ahora apagando el móvil mientras cenamos con nuestra familia y en regocijarse en la sensación de armonía y refugio de nuestro grupo.

Estas son las claves que le ayudarán a invocarlo.

CHIMENEA

En enero, en Dinamarca, las noches duran cerca de 16 horas y las temperaturas oscilan entre los  -2º y 2º, lo que convierte el calor es una necesidad casi biológica. Hipnóticas y reconfortantes, las chimeneas (según los que practican el hygge) son el mejor antidepresivo. En la gran mayoría de casas danesas hay chimenea o una estufa de leña. Y no por falta de sistema de calefacción, sino porque les encanta el sonido del crepitar de la leña, la luz del fuego y, sobre todo, la calidez que desprende.

 

ILUMINACIÓN HYGGE

La casa es el epicentro del movimiento hygge. Los daneses pasan muchas horas en ella así que es aquí donde crean sus atmósferas relajantes. Las velas no pueden faltar eso sí, tienen que ser naturales, sin aromas. Como dato curioso, cada danés consume unos 6 kilos de cera de vela al año.

 

PUNTOS DE LUZ

Las velas son clave, pero no estamos en el siglo XV, así que hablemos también de las lámparas. En lugar de una luz general, para conseguir ambientes hygge hay que colocar varios puntos de luz tenue (cuanto más baja sea la temperatura de luz, mejor).

TEXTILES ENVOLVENTES

El hygge mima todos los sentidos, incluso el tacto. Elija textiles gustosos y mullidos como mantas de pelito, cojines de lana con canalé o trenzada, de punto o con tejido polar. Aunque los lisos nunca fallan, los estampados también están permitidos, como por ejemplo los cuadros o el tartán de toda la vida que transmiten esa sensación de cabañita en la montaña.

   

No hace falta ser danés para comprender el impacto positivo de una cama mullida y cálida, blindada al frío, pero también al estrés: hygge también significa saber dejar los problemas fuera.

MOMENTOS MUY DULCES

Los daneses también son conocidos por ser muy golosos. ¡Les encantan los dulces y las tartas! Y, por supuesto, no pueden faltar en un momento hygge. Así que elija su tarta favorita, coloque un generoso trozo en un bonito plato y lléveselo a su rincón perfecto para disfrutarlo pausadamente.

MUY NATURAL, ASÍ ES EL HYGGE

Aunque en Dinamarca en invierno la naturaleza prácticamente desaparece bajo el manto de nieve… los daneses necesitan tener cerca el toque natural. Por eso en casa no pueden faltar las plantas de color verde, ¡mucho verde! Y tampoco la madera. Los materiales naturales son grandes aliados para crear los mejores interiores hygge.

LIBROS

Según el Eurobarómetro de índices de lectura, más de la mitad de los daneses leen habitualmente (un 54’9% por ciento frente a un 39’6% de los españoles). Llene su casa de libros y será más feliz.

CONCENTRACIÓN

Para muchos daneses el hygge es parecido al mindfulness: se trata de estar presente en lo que se está haciendo. La multitarea nos aleja de ese estado.

DESCONECTE Y PONGA EL PAUSE

Conseguir un momento hygge es también una cuestión de actitud. Desconecte el móvil, olvide las prisas, hágalo todo con calma… Coja un libro, siéntese en su rincón preferido y sumérjase en él sin pensar en el tiempo. Reúnase con sus amigos o su familia (respetando, por supuesto, los límites que marca la pandemia) y cree fantásticos recuerdos mientras charla o juega a juegos de mesa.

SUELOS DE MADERA

La mayoría de las casas danesas (y por extensión las escandinavas) tienen suelos de maderas nobles, fruto de esa búsqueda incansable del confort.

PLANES CON INVITADOS

Cuando un danés viene a España lo primero que le sorprende es nuestra querencia a los bares. Allí el ocio y el tiempo con amigos se desarrolla más dentro de las casas, que están equipadas para ello: una cocina abierta, mesas infinitas y, no nos cansamos de insistir, una chimenea.

DISFRUTE DE LOS SUYOS

El hygge se puede disfrutar solo o en compañía. Estar cerca de quien más quiere es otra de las claves del secreto de la felicidad de los daneses.

ESTILISMO HYGGE

Un buen estilismo hygge es aquel en el que no puedes llevar nada demasiado ajustado o incómodo. Los daneses apuestan por el jersey de batalla, los calcetines de lana (muy gordos) y el pelo informal que, en resumen, consiste en hacerse un moño sin importar como quede.

GUSTO POR LA PAPELERÍA

Escribir sus ideas en bonitos cuadernos de papel es mucho más hyggelig que hacerlo en una nota del móvil. Al igual que lo es hojear sus fotos impresas en un precioso álbum en vez de mirarlas en Facebook o contestar mensajes de sus amigos con cartas postales.

Hygge, hyggelig, hyggekrog… Para los daneses tanto la palabra hygge como todas las derivadas forman parte de su vocabulario diario. Es casi una obsesión. Sana, eso sí. Bueno, en realidad, sanísima. Y es que tiene muchísimo que ver con que su país sea el más feliz del mundo, según el Informe de Felicidad Mundial. El hygge viene a ser algo así como conseguir una sensación de bienestar y confort absoluto.

 

Hmmm… La verdad es que eso de que los daneses sean los más felices da un poco de envidia ¿no? Y más teniendo en cuenta que su clima tampoco es que sea para tirar cohetes. Pero ahora que su secreto ya no es tan secreto, todo lo que hay que hacer es copiar, copiar y copiar ¡¡¡SIN MEDIDA!!!

Hygge no es solo un concepto, es una actitud, es un escenario, es una forma de vida. Comodidad, bienestar, relax… La clave es disfrutar de los pequeños placeres. Y, ¿cómo podemos hacer nuestra casa más hygge? Pues cuidando los detalles, envolviéndola de calidez y mimándola para que nos mime. Haga su vida y su casa más feliz.

Desde Su DESHOLLINADOR le invitamos a que se apunte a la fórmula de la felicidad. Recuerde, el hygge es desacelerar y disfrutar de la felicidad que se esconde en las pequeñas cosas.

Les deseamos una muuuuuy FELIZ NAVIDAD y un 2021 colmado de maravillosos momentos.

¡¡¡HASTA PRONTO EN SU DESHOLLINADOR!!!

 

24 Replies to “HYGGE, la felicidad en las pequeñas cosas”

    1. Muchas gracias por sus comentarios Mayte 🙂 🙂 🙂
      Estaremos a su disposición siempre que nos necesite.
      Reciba un cordial saludo Mayte.

    1. Muchas gracias por sus comentarios Carlos.
      Nos alegra leer que el artículo ha sido de su agrado. Es nuestra prioridad.
      Estaremos a su disposición siempre que nos necesite.
      Reciba un cordial saludo Carlos.

      1. ¡¡¡Genial Virginia!!! Es lo mejor que podemos hacer 🙂 🙂 🙂
        Estaremos a su disposición siempre que nos necesite.
        Reciba un cordial saludo Virginia.

    1. Además de verdad Ana. Después del año que llevamos, disfrutar de las pequeñas cosas es más que obligatorio 😉😉😉
      Reciba un cordial saludo Ana 🙂 🙂 🙂

      1. Muchas gracias por sus comentarios David.
        Nos alegra leer que el artículo es de su agrado 🤗🤗🤗
        Estaremos a su disposición siempre que nos necesite David.
        Reciba un cordial saludo 🙂 🙂 🙂

  1. No somos daneses, pero todo eso ya lo practicamos desde años ha, aunque no viene nada mal insistir en ello. Enhorabuena y seguid en esa línea.

    1. Muchas gracias por sus comentarios José Andrés.
      Efectivamente, de vez en cuando debemos insistir en ello, aunque lo practiquemos, para que no se nos olvide y mucho más en los tiempos en los que estamos viviendo.
      Estaremos a su disposición siempre que nos necesite José Andrés.
      Un cordial saludo.

      1. Muchas gracias por sus comentarios Merche 🙂 🙂 🙂
        Nos alegra leer que el artículo es de su agrado.
        Estaremos a su disposición siempre que nos necesite.
        Reciba un cordial saludo Merche

    1. ¡¡¡Estupendo Marisol!!! Es una muy buena idea, DISFRUTAR DE LAS PEQUEÑAS COSAS 💖💖💖
      Nosotros, mientras tanto, permanecemos a su disposición para cuando nos necesite.
      Reciba un cordial saludo Marisol 🙂 🙂 🙂

    1. ¿Cómo qué no David? Hay que apuntarse al hygge hasta cuando estamos durmiendo 😉😉😉
      Muy felices fiestas a usted también y que el 2021 venga colmado de buenos momentos.
      Reciba un cordial saludo David 🤗🤗🤗

    1. Muchísimas gracias Eva 🙂 🙂 🙂
      Nos encanta saber que el artículo es de su agrado.
      Muy felices fiestas para usted y los suyos también. Le deseamos que el 2021 esté colmado de buenos momentos, momentos hygge 😉😉😉
      Reciba un cordial saludo Eva

  2. Gracias por la información! Me dan ganas de poner en práctica todos vuestros consejos. Felices fiestas!! Un saludo afectuoso

    1. Muchísimas gracias por sus comentarios María José. En este caso sí, es lo que pretendemos, que ponga en práctica nuestros consejos 🤗🤗🤗
      Le deseamos también que pase unas muy felices fiestas y que el 2021 venga colmado de buenos momentos.
      Reciba un muy cordial saludo María José 🙂 🙂 🙂

    1. Muchas gracias por sus comentarios José Luis. Nos encanta leer que las iniciativas que proponemos son de su agrado 🙂 🙂 🙂
      Estaremos a su disposición siempre que nos necesite.
      Reciba un muy cordial saludo José Luis 🤗🤗🤗

Responder a Su DESHOLLINADOR Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *