Mucho ojo con la leña que quemamos…

Ene - 30
2019

Mucho ojo con la leña que quemamos…

Ya con el frío encima, no hay nada mejor que estar al calorcito del fuego en nuestra casita, pero… ¿sabe que puede convertirse en algo muy peligroso? Les damos unas pautas para disfrutar de una forma completamente segura de las maravillas que le proporciona la chimenea.

Su DESHOLLINADOR. Llamas

El artículo que queremos compartir hoy ha sido inspirado por Marianne Berglund, residente desde hace tiempo en la isla de Ibiza. Ella ha compartido su historia sobre una enfermedad que ha sufrido por haber almacenado y quemado madera mohosa para que sirva de aviso a otros:

Marianne – una persona energética y dinámica – vio reducida rápidamente su energía física y mental en cosa de 4 semanas: “De repente no tenía energía, sentía náuseas y me despertaba en plena noche sin poder respirar. Según pasaba el tiempo, empecé a sufrir consecuencias emocionales y mentales, en forma de lo que parecían ataques de ansiedad, depresión y unas funciones mentales en detrimento. Arrastraba las palabras y no era capaz de dedicarme siquiera a las tareas más sencillas. Estaba aterrorizada, era como si mi cerebro y mi cuerpo se estuviesen apagando.”

Por suerte, después de un tiempo, Marianne se dio cuenta de que sus síntomas mejoraban dramáticamente cuando estaba fuera de su casa y de forma notable cuando no encendía la estufa. Tras dos días de no usarla, decidió encender en su lugar la chimenea para recibir a una amiga, quien enseguida se quejó de que le faltaba el aliento, mientras Marianne caía en un estado peor que nunca. Su amiga preocupada llamó a la Dra. Marja van Engelen al día siguiente y consiguió una respuesta inmediata: “Eso suena a envenenamiento por hongos en la madera.” Marja aconsejó que Marianne abandonase su casa de inmediato durante al menos 10 días, y que debía sacarse toda la madera con cuidado y usando guantes. Unas pruebas confirmaron sus sospechas. Tras 3 semanas de remedios naturales prescritos por Marja, Marianne tuvo la suerte de recuperarse del todo, quedándole como única preocupación el que nadie más pasase por semejante experiencia. Marja apunta que “una cosa es quemar ciertos hongos, pero tener además madera contaminada almacenada en casa implica un riesgo aún mayor.”

Madera con moho

Aquí tiene algunos consejos para asegurarse de disfrutar de un invierno calentito y plenamente seguro:

ELEGIR MADERA SEGURA PARA QUEMAR:

* Evite la madera mohosa, podrida o llena de hongos.

* Para curarse en salud, y ya que algunas esporas peligrosas son invisibles, no almacene madera de ningún tipo dentro de la casa.

* Evite quemar maderas tratadas o pintadas, como palets, postes de teléfono, muebles, persianas, etc., ya que con el calor emiten gases tóxicos.

* Siempre que sea posible, queme maderas autóctonas: pino (muy bueno para arrancar el fuego), almendro, algarroba (emiten mucho calor) y olivo (se quema despacio) – pero evite siempre las raíces. La sabina es una buena madera para una hoguera, pero como se trata de una especie protegida no está permitido cortar ramas de un árbol vivo y sano.

* Nunca queme madera de adelfa, algarroba verde o higuera, pues son altamente tóxicas.

* Si el fuego tarda en prender, seguramente la madera esté demasiado húmeda o verde, lo que es un reto para su salud y la de tu estufa. La madera ideal para quemar es la que se ha cortado hace 1-2 años.

Atención moho

Jose, nuestro profesional de Su DESHOLLINADOR, comenta que algunas personas se quejan de dolores de cabeza y fatiga cuando les visita, lo que podría estar causado por quemar las maderas inadecuadas, falta de ventilación o una chimenea atascada. “A menudo me sorprende comprobar que la gente le tiene un gran respeto al fuego fuera de sus hogares, pero dentro de ellos no le dan la misma importancia a la seguridad relacionada con el fuego.” Jose, que realiza revisiones periódicas, nos ha ofrecido consejos preventivos vitales:

* Para evitar el envenenamiento por monóxido de carbono, que puede ser mortal, es esencial que la habitación esté ventilada. Un agujero de ventilación en una ventana, de unos 10 cm. de diámetro y cubierto con una rejilla, es suficiente. Si es posible, es buena idea invertir en un detector de monóxido de carbono (que cuesta unos 100€) y un detector de humos (que cuesta unos 20€).

* Los incendios en las chimeneas, que crean una presión de calor capaz de hacer explotar la chimenea y causar un fuego doméstico catastrófico, se dan por una acumulación de hollín y alquitrán, que se comprimen, se endurecen y son altamente inflamables. Por este motivo, es imprescindible limpiar la chimenea entera por dentro cada año, o como mínimo cada dos años.

* Las maderas secas y sin tratar causan menos acumulación de hollín. Las maderas húmedas, tratadas o verdes y las piñas de los pinos (que son aceitosas) bloquean las chimeneas con más rapidez.

* Si el fuego se descontrola, no intente apagarlo con agua, ya que el vapor de agua sólo servirá para intensificar el calor. En su lugar, tenga siempre un cubo de arena cerca para ahogar el fuego.

* Durante los meses de verano, cubra la salida de la chimenea con una rejilla o saco para evitar que se acumule suciedad o que algún animal pueda hacer su nido, quedar atrapado o incluso morir dentro.

* De cara al invierno, hágase con madera que haya estado secando durante el verano, ya que es mucho mejor para quemar y además más ligera, por lo que resulta también más barata de comprar al peso.

 

Tenga en cuenta estas recomendaciones, haga de su hogar un lugar seguro.

 

Hogar seguro

 

¡¡¡HASTA PRONTO EN SU DESHOLLINADOR!!!

 

34 Replies to “Mucho ojo con la leña que quemamos…”

    1. Muchas gracias por sus comentarios Mercedes. Nos alegra saber que el artículo le ha resultado interesante. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Carmen. Nos alegra leer que el artículo la ha resultado interesante. Nos esforzamos para dar servicio a nuestros clientes no sólo limpiando su chimenea, también intentando aportar consejos útiles. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Fran Javier. Nos alegra leer que el artículo le ha resultado interesante y útil. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por su comentario Marisol. Para nosotros es muy importante ver que nuestra humilde aportación le resulta interesante a nuestros clientes. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Ángel. Ver que nuestros artículos resultan útiles a nuestros clientes en una gran satisfacción. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Santiago. Nos alegra leer que el artículo le ha resultado interesante. Le agradecemos especialmente que valore nuestro desfuerzo. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Miriam. Nos alegra leer que el artículo le ha resultado interesante e instructivo. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Cristina. Nos alegra leer que el artículo le ha resultado interesante. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

  1. Buenos,y sabios consejos de un profesional de la chasca…en tu pueblo has encendido unas cuantas…a que si?

    1. Muchas gracias por sus comentarios Jose Alberto. Efectivamente he encendido varias a lo largo de mi vida personal y he limpiado muchas a lo largo de mi extensa vida profesional. Nos alegra leer que el artículo le ha resultado interesante. Estaremos a su disposición para lo que necesite. Un saludo

  2. Hace tiempo quemaba cualquier cosa en la hoguera, ahora y gracias a vosotros, me estoy haciendo mucho mas responsable.
    Muchas gracias.

    1. Muchas gracias por sus comentarios David. Nos alegra leer que nuestro artículo le ha ayudado a que haga una quema selectiva de materiales ya que, efectivamente, puede resultar muy peligroso. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por sus comentarios José Luis. Nos alegra leer que nuestro artículo le ha resultado práctico e interesante. Estaremos a su disposición siempre que nos necesite. Un saludo

    1. Muchas gracias por su consulta Vicente.
      En relación a la misma, en principio cualquier leña es válida para quemar en una chimenea, siempre y cuando no tenga ningún tratamiento, y esté convenientemente seca de, al menos, una temporada.
      Para secar la leña necesita un entorno cubierto, pero ventilado, separado del suelo con un pallet o similar, y sobre todo necesita tiempo, al menos una temporada para perder su humedad. Una leña húmeda, sin el secado suficiente, genera humo y residuos que redundan en mayor contaminación, dificultad de encendido, bajo rendimiento de la combustión, riesgo de taponamiento o incendio en la chimenea, o cuando menos, una mala experiencia de uso.
      Yo he quemado leña de laurel mezclada con roble y no he tenido ningún problema. Da llama y prende fácil.
      Estaremos a su disposición siempre que nos necesite Vicente.
      Reciba un cordial saludo.

  3. Hola, este año me han ofrecido madera de enebro para mi estufa de leña. Siempre he utilizado madera seca de encina y olivo, y algo de cepa y un poco de eucalipto y para arrancar la llama astillas de pino, pero enebro es la primera vez.
    Me gustaría saber su opinión sobre esta madera, gracias.

    1. Muchas gracias por contactar con Su DESHOLLINADOR Jose.
      En relación a su consulta, el enebro desarrolla una madera menos densa y más ligera. Por este motivo, la leña arde más rápidamente que la madera dura (como puede ser la de encina) y posee un menor poder calorífico por volumen. Esto no quiere decir que si usted utiliza esta madera para alimentar el fuego no alcance temperaturas elevadas, al contrario, ya que se trata de maderas muy resinosas y esto hace que queme con facilidad y genere grandes llamas. Por este mismo motivo, también provoca mucho más humo y más partículas que se acumulan en el tiro de su chimenea por lo que necesitará deshollinar con mayor asiduidad.
      Esperamos haberle resultado de ayuda Jose.
      Continuamos a su disposición para lo que necesite.
      Reciba un cordial saludo Jose.

      1. Muchísimas gracias por el apunte Isidro.
        Efectivamente, el enebro no es de hoja caduca y, como rectificar es de sabios, he procedido a eliminar el error cometido en la respuesta facilitada.
        Le doy nuevamente las gracias y le informo que estamos a su disposición para lo que necesite.
        Reciba un cordial saludo Isidro.

  4. Ha, me gustó la info., Quería preguntar si sabéis si se puede usar para chimenea lela de ficus, he podido uno grande y tengo troncos que puedo secar para el próximo año.
    Gracias un saludo

    1. Muchas gracias por su consulta Marcela.
      En relación a la misma, le informamos que desde Su DESHOLLINADOR NO recomendamos el uso de la madera de higuera (el ficus lo es) para la quema en la chimenea ya que está dentro de las catalogadas como maderas tóxicas. Se trata de una planta lechosa que al quemar, el humo que produce, le puede causar mareos y dolores de cabeza además de desprender un olor fétido. Su quema, al tratarse de una madera blanda, produce mucha ceniza y calienta muy poco lo cuál no le aporta ninguna ventaja.
      Esperamos haberle resultado de ayuda Marcela.
      Continuamos a su disposición para lo que necesite.
      Reciba un cordial saludo Marcela.

  5. Muy interesante para los que nos iniciamos en en este tipo de chimeneas. Me gustaría saber su opinión acerca de la madera de castaño, si puede ser interesante para la quema en chimenea.
    Muchas gracias por su tiempo

    1. Muchas gracias por sus comentarios Berto,
      Nos alegra enormemente leer que el artículo le ha resultado interesante y le damos la bienvenida al maravilloso y cálido mundo de las chimeneas 🤩🤩🤩
      En relación a su consulta sobre la leña de castaño, desde Su DESHOLLINADOR le informamos que la madera de castaño es una madera blanda que se enciende con facilidad y genera unas llamas muy cálidas, bellas y armoniosas. Este tipo de madera deja brasas consistentes y su fuego dura menos tiempo, pero prenden más rápidamente por lo que son ideales para encender la chimenea o avivar el fuego cuando esté disminuyendo. También son aptas para cuando utiliza la chimenea en periodos cortos de tiempo, pero no para un uso prolongado ya que este tipo de leña produce mucha ceniza por lo que debe tener más precauciones.
      Esperamos haber resuelto sus dudas y esperamos que se enamore, como lo estamos nosotros, de su chimenea 😃😃😃
      Reciba un cordial saludo Berto

  6. Hola, me gustaría saber , cada cuantas lumbres , hay que limpiar la chimenea , en la mía habré , encendido la chimenea unas 100 veces , pregunto ,tendría que limpiarla y . Gracias

    1. Muchas gracias por su consulta José.
      En relación a la misma, le informo que el deshollinado de la chimenea no depende tanto del número de veces que se encienda como de la cantidad de kilos de leña que queme. Desde Su DESHOLLINADOR le recomendamos que realice una limpieza cada 2500 o 3000 kilos de leña quemada. Esto no sólo le ahorrará dinero ya que la falta de limpieza perjudica el correcto funcionamiento de su chimenea reduciendo su rendimiento y la vida útil del aparato, también evitará incendios e intoxicaciones por humo debido a la mala combustión de la chimenea.
      Esperamos haber resuelto sus dudas.
      Reciba un cordial saludo José

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *