La función de los ventiladores en chimeneas de leña

Dic - 30
2022

La función de los ventiladores en chimeneas de leña

Esta tendencia es relativamente moderna ya que los ventiladores para chimeneas se instalan con el propósito de hacer que el calor del interior de la chimenea entre en la habitación.

Una chimenea con ventilación ayuda a repartir de forma más homogénea el calor en las estancias. Es por ello por lo que cada son cada vez más las personas que optan por comprar modelos de chimenea con ventiladores. Pero ¿qué son los ventiladores de la chimenea y cuál es exactamente su función? A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

¿Cómo funcionan los ventiladores para chimeneas?

El funcionamiento de estos ventiladores no es complicado. Lo que hacen es hacer que el aire frío que está en la parte más baja se caliente al pasar por la estufa. Después se expulsa y produce una mayor efectividad en el calor. Además, la distancia a la que llega también es mayor que si no hubiera ventiladores.

Algunas chimeneas ya vienen de serie con estos ventiladores instalados. En otras ocasiones se les puede incorporar a la instalación aumentando la eficiencia de la chimenea. En ambos casos, se consigue un calor más uniforme y un menor consumo de combustible, por lo que es bastante interesante, ahorramos un poco de combustible, ahorramos tiempo de carga del mismo y aumentamos un poco nuestra comodidad, todo ventajas.

¿Qué son los ventiladores de una chimenea?

Los ventiladores de una chimenea van instalados en la zona de convección de la chimenea, calentando el aire frío de la vivienda a la circular alrededor de la cámara. De este modo se va caldeando y aportando calor a la vivienda.

Generalmente, los ventiladores se incluyen en las chimeneas de tipo cassette o insertables, y se pueden poner en marcha de forma automática o manual.

¿Para qué sirven los ventiladores de la chimenea?

La funcionalidad de los ventiladores en una chimenea es hacer circular el aire caliente por la estancia, distribuyendo de forma más rápida y eficaz el calor.

Del mismo modo los ventiladores ayudan a caldera estancias cercanas si se canalizan.

¿Cuánto mejora una chimenea con los ventiladores?

Según los cálculos de ingenieros industriales, el rendimiento de estufas y chimeneas con un ventilador incorporado, sea o no de serie, es de hasta un 30 % superior a lo normal. Esto supone que para conseguir el mismo calor, se necesitará mucha menos leña. Y utilizando la misma, generará más calor y llegará más lejos. En cualquiera de los casos todo son ventajas.

Además, el proceso de cómo encender una chimenea de leña no cambia en absoluto, ya que los ventiladores suponen un accesorio complementario a la chimenea, además podrá elegir cuando activarlos. No hay que hacer nada especial ni para prender el fuego ni para que los ventiladores cumplan su función. Tan solo disfrutar del calorcito que llegará antes de lo normal gracias a esta combinación excepcional.

Algunos tipos de ventiladores de chimenea

Los ventiladores más usuales se alimentan con electricidad. Estos se colocan en un lugar en el que se pueda aprovechar el aire para extraerlo, canalizarlo y expulsarlo ya caliente. Un motor activa las aspas de nuestros ventiladores, a menudo con un regulador para hacerlas funcionar a mayor velocidad o menor dependiendo del aumento de temperatura o la mejora que busquemos en cada momento, estos son los ventiladores de toda la vida que se llevan instalando en las casas desde que se dispone de este pequeño gran invento.

Recientemente se han incorporado al catálogo de ventiladores unos novedosos modelos que cuentan con una nueva tecnología y que no necesitan estar conectados a la corriente para funcionar. Estos se valen de las diferencias de temperatura para acumular energía calórica. Y una vez llegado a una temperatura en concreto, el ventilador se activará para así mover al aire caliente. Lo que hace es coger el aire a determinada temperatura y en lugar de dejar que suba, lo desplaza hacia un lado, aumentando el calor y haciendo que la estancia se caldee en menos tiempo.

Ahora que ya conoce la importancia de los ventiladores de la chimenea y para qué sirve exactamente, debe saber que hay varios tipos de ventiladores que puedes escoger en función de lo que necesite. Le mostramos dos tipos de ventiladores que son los más comunes:

Ventiladores axiales con interruptor

Estos ventiladores mueven un caudal de 360m3 la hora o 720m3 la hora, en función de si llevan dos o cuatro ventiladores. Disponen de interruptor de 3 posiciones: velocidad mínima, modo automático y velocidad máxima. Por último, el modo automático de la ventilación se activa cuando el termostato detecta una temperatura igual o superior a los 45ºC.

Ventilador centrifugo con centralita y mando a distancia

Gracias a la instalación de la centralita se puede controlar la velocidad de la turbina, además de pasar fácilmente de un modo manual a uno automático. Como en el caso anterior, el modo automático se pone en marcha cuando la temperatura iguala o supera los 45ºC. Por último, el mando a distancia le ayudará a controlar de forma remota las diferentes opciones.

Como ve, la función del ventilador de chimenea es fundamental para asegurar un buen reparto de la calefacción y garantizar un uso correcto de la chimenea.

¿Es práctico instalar un ventilador en la chimenea?

Si no tiene un modelo que incorpore ventiladores, tal vez se plantee instalarlos por su cuenta. No es mala idea, aunque no todas las estufas o chimeneas se pueden equipar con estos elementos. En algunos casos, lo único que conseguiríamos es cambiar el tiro y hacer que el funcionamiento no sea adecuado, provocando el efecto contrario que se busca. Por eso, antes de hacer algún ajuste de este tipo, hay que asegurarse de que es posible aumentar la eficiencia de nuestra chimenea de este modo.

Para la instalación de cualquier accesorio para chimeneas o estufas de leña, se recomienda la acción de un profesional, ya que los humos procedentes de la combustión son perjudiciales para la salud en alta condensación, además de suponer malos olores entre otros problemas.

Si está pensando en ahorrar combustible y mejorar la eficiencia energética en su hogar, contar con un ventilador para chimenea es una buena opción, siempre y cuando éste sea compatible y esté instalado por un profesional.

Les deseamos un fantástico año nuevo

¡¡¡HASTA PRONTO EN SU DESHOLLINADOR!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *